Cepillar a tu perro

Cepillar a tu perro es muy importante

Sabemos la impotancia que tiene cepillar el pelaje del perro para mantenerlo sano, sedoso, brillante, suave y agradable al tacto.

Pero por estética no es todo, hay razones mucho más importantes que deberías tener en cuenta a la hora de cepillar a tu perro.

cepillado de perro

Circulación del aire

Un buen cepillado elimina la suciedad del pelo, polvo, piel muerta y pelo suelto de la capa, mejorando la circulación en la piel, consiguiendo mantenerse más sano y ligero. También a permanecer más fresco durante los paseos y ejercicios diarios en determinadas épocas del año.

Pelaje

La mayoría de las razas de perros de pelos largos, que no se cepillan regularmente, crearán nudos y enredos, no dejando que respire la piel por esas zonas, provocándole dolor, ya que los nudos y enredos tiran de la piel y cualquier movimiento le causa dolor. Una vez formadas, son dolorosas para el perro y difíciles de eliminar,  pudiéndole causar al perro apatía, estrés e incluso problemas de comportamiento.

Sistema linfático

El cepillado estimula el sistema linfático. Esto mejora la digestión, hace que el sistema inmunológico sea más fuerte, ayuda a combatir el cáncer y mejora la circulación. Un sistema linfático sano, puede incluso ayudar a facilitar, algunos problemas de comportamiento.

Parásitos

Cepillarlo regularmente, da la oportunidad de observar si hay parásitos externos, que también son perjudiciales para la salud de tu perro y de tu familia. Los parásitos externos, como pulgas, garrapatas y ácaros, llevan parásitos internos y enfermedades que pueden hacerlo enfermar.

Problemas de salud

Los propietarios de perros, que cepillen habitualmente a sus amigos peludos, tienen más probabilidades de detestar bultos, tumores cancerosos o precancerosos y otros problemas de salud. También, si tu perro tiene cualquier corte, rasguño o mancha, que de lo contrario no pueden notarse a simple vista y esto puede necesitar atención médica. Igualmente se recomienda cepillar a tu perro, aunque sea de pelo corto.

Calma

La experiencia de cepillar a tu perro es calmante. Este proceso reduce el estrés. Muchos veterinarios creen que el estrés contribuye a muchos problemas de salud y comportamiento. En general, un perro tranquilo es un perro más feliz, cepillarlo ayuda a lograr este sentimiento

Fortalecer el vínculo

El tiempo que pasa junto a tu perro cepillándolo, creará un estado de felicidad y calma mientras lo cepilla, es beneficioso para su relación, creando un vínculo de confianza y de afecto.

Saludable

Algunos estudios han demostrado que acariciar a un perro disminuye la presión arterial, mejora la circulación y estimula el sistema inmunológico

Los perros que tienen un bonito, suave y acicalado pelaje, gracias a los cuidados y sesiones de cepillado de su dueño a menudo, contribuyen a la salud de ambos.