Hiperqueratosis canina

Proteger las almohadillas de los perros 

Paseos diarios sobre nieve, asfalto que quema en días calurosos , provocan irritación, grietas y sequedad.

hiperqueratosis de perros

Nuestros perros sufren bastante con sus almohadillas, podemos ayudarle prestándole atención a esta zona tan delicada, que diariamente se desgasta sin protección, hidratándole delicadamente las almohadillas.

hiperqueratosis canina

Existen bálsamos y cremas especiales para proteger las almohadillas de los perros, protegiendo y calmando el desgaste en ellas.

Otra opción secundaria y provisional, es protegerlas y cuidarlas con vaselina, de igual forma, si observamos su trufa un poco seca, también podemos hidratarla con un poco de vaselina, también hay que observar que no se lama las almohadillas una vez aplicado el producto, puede ser peor el remedio que la enfermedad, ya que puede producirle una intoxicación.

Hay varias afecciones que llegan a sufrir los perros cuando hemos descuidado sus almohadillas o su trufa, también cuando son cachorros, tienen las almohadillas más delicadas y sensibles, cualquier descuido, puede causarle picazón por suelos calurosos, enrojecimientos, irritación, sequedad o el contacto continuo con la nieve. Un cuidado desde cachorro, puede aliviarle diariamente y para un buen estado de almohadillas en el futuro de adulto.

hiperqueratosis en cachorro

Las almohadillas de los perros, deben estar sanas, luciendo unas almohadillas hidratadas y elásticas, si en las almohadillas de tu perro, puedes tocar que la piel es rasposa y gruesa, no estará en buenas condiciones, pudiendo sufrir hiperqueratosis, sus almohadillas son tan delicadas como nuestros pies descalzos, esas durezas, si no son revisadas puede causarle otras infecciones, creándole cortes y heridas.

heridas en almohadillas perros

Para la cura de la hiperqueratosis canina, lo más recomendable es actuar rápido para que el veterinario valore la causa y pueda enviarle el tratamiento correspondiente según lo que lo haya provocado, como corticoides, queratolíticos, antibióticos, antifúngico, lociones, hidratante para su regeneración, etc.

No existe remedios caseros para la hiperqueratosis canina, antes de tener esta afección, se puede cuidar de vez en cuando con un poco de vaselina, para salir del paso, pero no hay que olvidar cuidarle las almohadillas, con un producto recomendado exclusivamente para perros.