Adiestrar vs Educar

¿Adiestramiento tradicional o educacion canina en positivo?

¿Qué es el adiestramiento tradicional?

Un adiestramiento tradicional lo realiza un adiestrador profesional y se basa en entrenar a perros con ejercicios de orden y mando obteniendo la obediencia del perro, en casos con métodos no tolerables, que en algunas ocasiones podríamos señalarlo de maltrato, para instruir y domar a un perro a la fuerza, este entrenamiento no corrige la conducta del perro si tiene problemas, al contrario, los agrava con serios problemas de conducta y de equilibrio emocional.

adiestramiento tradicional

El adiestramiento inculca habilidades específicas del perro mejorándolas para ello, no teniendo en cuenta las emociones del perro, ya que debe realizar lo que se le pide, puesto que se le ha adiestrado quedando en un segundo lugar como beta y siendo el adiestrador alfa.

Podemos reconocer que se utilizan en ocasiones métodos que consideramos maltrato, como los collares de ahogo, de pinchos, ultrasonidos, eléctricos, que se utilizan para castigar física y psicológicamente, extinguiendo la conducta de forma masiva para el animal frustrándolo, no dejándolo pensar, ya que debe obedecer de forma inmediata, obteniendo un resultado por temor y miedo a las consecuencias si no obedece.

adiestramiento canino

En el caso que un profesional adiestre el perro de forma tradicional, informará a su propietario de como proceder a seguir, pudiendo llegar a romper brutalmente el vínculo entre el perro y su amo, si no se ha realizado correctamente el adiestramiento.

Tener plena confianza en el adiestrador y la seguridad del adiestramiento que va a recibir el perro es fundamental, no podemos dejar el trabajo en manos de cualquiera, puede llegar a dejar el perro en una situación peor de la que se encontraba, por el uso de un adiestramiento incorrecto.

adiestrar perro

Aquellos profesionales que se basen en el adiestramiento de Konrad Most y Rudolpf Shenckel, (Método de adiestramiento militar) son llamados adiestradores tradicionales.


¿Qué es el adiestramiento en positivo?

El adiestramiento canino en positivo es el método de adiestramiento el cual también deberá ser de la mano de un profesional, que antepone por delante, no hacer daño al perro, para dirigirlo y encaminarlo a desarrollar o perfeccionar las habilidades, todo un refuerzo en positivo respetando el bienestar del perro, reduciendo poco a poco con paciencia, incluso hasta eliminar una conducta no deseada, sin que el perro tenga que sufrir por ello, estudiando sus motivaciones para premiar, reforzando así las conductas esperadas y deseadas cada vez que el perro la repita, asegurándole así una mejor calidad de vida, en este caso las conductas no deseadas que realice el perro, únicamente serán ignoradas sin premio alguno.

educacion canina positiva

Educar al perro consiste en el día a día en el desarrollo del perro, enseñándole a resolver los conflictos que se le presenten, dejando la base del perro para que actúe como perro, sin recurrir a los castigos como, gritos, amenazas, tirones de correas, toques, obteniendo como resultado que el perro relacione acciones en este caso buenas, con premios, recompensas, comida, incluso con juegos, para que pueda vivir en un entorno seguro de sí mismo, sin sentirse amenazado o cohibido.

La educación canina trata las emociones tratando de raíz el problema, hace posible disminuir y prevenir los problemas de conducta, fomentando la mente del animal con estímulos al relacionar que conducta tendrá premio y que conducta no tendrá, sabiendo el perro como actuar en diferentes situaciones, desarrollando así un sentido total de razonamiento.

adiestramiento positivo

Igualmente se obtiene un resultado de compresión por ambas partes, mejorando el vínculo entre el perro y el propietario.

Una gran parte de etólogos indican que la educación en positivo es más lento que el adiestramiento tradicional, pero que se obtiene mejores resultados.

recompensar en positivo jugando

Aquellos adiestradores que se basen en el aprendizaje del perro, comportamiento, genética, conducta, bienestar… son llamados educadores caninos en positivo.